News

Palma, 13 de marzo de 2019

El pasado mes de noviembre Habtur presentó ante el TSJIB un recurso contencioso administrativo contra la zonificación turística aprobada por el Consell de Mallorca el mes de julio de 2018. Habtur considera esta medida desproporcionada y poco justificada. Sólo tiene por objetivo aniquilar un sector que, a diferencia de los tradicionales, permite una mejor redistribución de los ingresos del turismo. Una vez admitido a trámite este recurso, Habtur presenta la pertinente demanda contra esta Delimitación Provisional hecha por la institución insular.

Los argumentos para presentar esta demanda se sustentan en un estudio realizado por InAtlas (adjuntamos estudio) sobre el impacto que la zonificación ha tenido sobre las viviendas de usos turísticos. Según el abogado de Habtur, Tomás Villatoro, la zonificación supone una barrera de entrada en el mercado del alojamiento turístico creando un claro obstáculo a la competencia efectiva y va en contra del artículo 38 de la Constitución. Además, conlleva la pérdida de factores positivos generados por esta actividad como la moderación del precio del alojamiento, la corrección de la estacionalidad, el desarrollo del comercio de proximidad, la regeneración de las rentas de las familias propietarias o la modernización de barrios y zonas degradadas.

La zonificación aprobada por el Consell podría vulnerar también la Directiva Europea de Servicios, las normas de transposición y los principios de buena regulación.

La zonificación no está justificada jurídicamente desde el punto de vista de la necesidad (interés general) y la proporcionalidad ya que se pone el foco en un sector que, según los datos presentados por la institución, evidencian que las viviendas de uso turístico representan un 4,4 por ciento del parque de viviendas de la isla. Se debe considerar discriminatorio desarrollar y justificar una ley basada en aspectos de impacto medioambiental, territorial y socioeconómico a partir de un supuesto impacto diferencial producido por porcentaje mínimo. De los cerca de 12 millones de turistas que visitaron la isla el año pasado tan sólo un 11 por ciento eligió el alquiler turístico para su estancia. Esto demuestra que el sector no es el máximo, ni mucho menos el único culpable, de la masificación en Mallorca.

La zonificación ha reducido en 9413 la oferta legal de ETH pasando de 12.981 a 3.568, de las que un tercio (1.263) sólo podrán comercializarse durante 2 meses. El precio de la vivienda ha continuado creciendo a pesar de la reducción progresiva del número de viviendas de alquiler vacacional en Mallorca. En dos años las viviendas de usos turísticos se redujeron un 19,95% en la isla (6.403 casas menos) y en Palma un 53,52% (2.115). Esto demuestra que esta actividad no es responsable de esta problemática. Según el informe InAtlas este incremento se debe en un 97% al crecimiento económico, el aumento de empleo y el crecimiento demográfico. El alquiler vacacional ha perdido en un año 455.417 turistas, más de 5 millones de pernoctaciones y, más de 192 millones de euros. La entrada en vigor de la Ley del Turismo 6/2017 no ha reducido la llegada de turistas, que en los últimos dos años ha aumentado un 2,7 por ciento, pero si ha hecho disminuir los ingresos por turistas alojados en alquiler vacacional en 529 millones de euros.

Mallorca_Pericial_190225(DEF)

La patronal del Alquiler Turístico de Baleares (HABTUR) ve esta decisión como un paso crucial para poder seguir defendiendo a los intereses de todos los ciudadanos.

Palma, 2 de marzo de 2019

La zonificación de Palma más cerca de desaparecer. Como ya pasó en el Consell de Mallorca, el Tribunal Superior de Justicia de las Islas ha admitido a trámite el recurso contencioso administrativo presentado por Habtur el pasado mes de noviembre contra la zonificación aprobada por el Ayuntamiento. Una medida injusta, salvaje y radical, considera Habtur, que ha hecho que más del 53 por ciento de la oferta de alquiler de vacaciones haya desaparecido en Palma.

Según la defensa de Habtur, la zonificación de Palma es absolutamente restrictiva, no sigue criterios objetivos y por tanto no tiene solidez jurídica. Hasta ahora ningún ayuntamiento del territorio español había prohibido nunca el alquiler vacacional en viviendas plurifamiliares como se ha hecho aquí. Habtur está de acuerdo  en que se debe poner un límite de plazas, pero este debe ir acompañado de una bolsa rotativa que permita que aquellas que es den de baja sean ocupadas por nuevos actores. Para frenar la masificación turística no es justo poner el foco solo en un sector. Hay que tener en cuenta que el alquiler vacacional representa solo el 7 por ciento de la presión demográfica a Islas Baleares el mes de agosto, el de mayor afluencia. El 60 por ciento de las pernoctaciones es producen en establecimientos hoteleros mientras que sólo un 17 por ciento lo hace en viviendas de alquiler turístico.

Desde Habtur siempre se ha defendido como medida para controlar la masificación que a los menores de 12 años computen como plaza en los hoteles, al igual que computan en el alquiler vacacional. Además desde que se aplicació de la normativa no se ha dado la bajada del precio de la vivienda esperada. Esto se debe a que se ha empleado el alquiler vacacional como cabeza de turco en lugar de abordar esta problemática desde un punto de vista multifactorial.

Tanto la zonificación aprobada por el Ayuntamiento de Palma como la del Consell de Mallorca han liquidado una fuente de ingresos muy importante para muchas familias. No podemos permitir que  los beneficios del turismo caigan solo en manos de unos pocos en detrimento de los intereses generales de la ciudadanía. Como ya se hizo en el caso de la zonificación de Mallorca, se ha encargado la elaboración de un informe sobre a los daños que va a suponer esta normativa. 

La FEHM y la Abogacía de la Comunidad se personan como codemandantes en el contencioso interpuesto por Habtur contra la zonificación de Mallorca

El Govern de les Illes Balears, a través de la Abogacía de la Comunidad, y la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) se han aliado en contra del alquiler turístico en Mallorca. Ambos se presentan como codemandantes en el recurso contencioso-administrativo que Habtur ha presentado en contra de la zonificación en Mallorca. Una actuación que demuestra que este Govern ha dejado de ser el gobierno de la gente para pasar a ser el gobierno en exclusiva de los hoteleros. Han trabajado para beneficiar sólo un sector que se sigue llenando los bolsillos a costa del resto de los ciudadanos.

Desde Habtur consideramos que la delimitación de las zonas aptas para la comercialización de las estancias turísticas en viviendas de uso residencial en la Isla va en contra de la democratización del sector. Si el turismo es el motor de la economía de las Islas se debe notar en el conjunto de los hogares no sólo de unos cuantos, siempre los mismos.

Somos contrarios a la zonificación porque crea discriminación entre los ciudadanos en función de la localidad donde tienen su propiedad. Además, se trata de una norma insólita que no tiene ninguna solidez jurídica. Para poner freno a la masificación turística, este Gobierno sólo ha puesto el ojo en las viviendas vacacionales, que no representan ni un 10 por ciento de la presión demográfica. Se nos ha perseguido y utilizado como cabeza de turco mientras que al sector hotelero, que supone cerca del 70 por ciento de esta presión, no se les ha impuesto ninguna medida ni obstáculo. Ni siquiera se les pide que los menores de 12 años computen como plaza.

Entendemos que como en cualquier mercado se debe regular la oferta pero en ningún caso prohibirla. Más cuando no se ha hecho nada para frenar una ocupación hotelera que no deja de crecer, perjudicando nuestro territorio. Una sostenibilidad medioambiental que sí da el alquiler turístico, ya que nunca se construiría un espacio destinado únicamente a un uso turístico. Además, el alquiler turístico promueve un tipo de turismo respetuoso con el medio ambiente, que valora nuestros productos y los consume.

El alquiler turístico permite reformar y rehabilitar viviendas dando un nuevo valor a centros históricos y áreas en estado de degradación. En el campo, da la oportunidad a los propietarios de fincas a seguir trabajando en sus tierras gracias a estos ingresos extra.
Así, por lo tanto, creemos que es de vergüenza que este Gobierno haya convertido en un títere de los hoteleros, ajenos a cualquier regulación, ni siquiera la del ‘todo incluido’.

La patronal del Alquiler turístico de Baleares (Habtur) ha denunciado la zonificaciones del alquiler turístico de Mallorca y Palma los tribunales. Entienden que las zonificaciones hechas por el Consell de Mallorca y el Ayuntamiento de Palma no tienen solidez jurídica y, por tanto, piden que se anulen.

Habtur ha contratado el abogado Tomás Villatoro, del prestigioso despacho de Madrid Ius Aequitas, especializado en asuntos urbanísticos para interponer ambos recursos contenciosos-administrativos ante el TSJIB. El de la zonificación de Mallorca ya se ha admitido a trámite y, según Villatoro esperan que la de Palma admita en breve. El abogado considera que “la zonificación de Palma es salvaje y el único caso que conocemos en el territorio español. Ningún ayuntamiento ha prohibido el alquiler vacacional en viviendas plurifamiliares como lo ha hecho el Ayuntamiento de Palma “.

La defensa de Habtur dice que la Ley de Turismo de Baleares pedía a los ayuntamientos una regulación, no una prohibición radical. En el caso del Consell de Mallorca, la zonificación vulnera, según Habtur, tanto los principios de buena regulación como la normativa de servicios. La regulación del Consejo no explica que las zonas saturadas lo son y tampoco define los criterios por los núcleos de interior. Los argumentos del “Consell son vacíos de contenido“, según Habtur. La defensa de Habtur espera ahora que el Consell de Mallorca les remita el expediente administrativo para terminar de preparar la demanda que incluirá informes técnicos y urbanísticos donde se justifica la falta de criterios de la institución insular. Según el Presidente de Habtur, Joan Miralles, las zonificaciones han creado ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda y denuncia que se han convertido en una cabeza de turco fácil a quien culpar de todo. Dice que “el sector hotelero no se le pide ni siquiera que los menores de 12 años computen como plaza y nosotros nos liquidan y prohíben nuestra actividad“. En breve el Tribunal Supremo se pronunciará sobre el caso de Canarias donde se intentó prohibir el alquiler vacacional en zonas turísticas. La sentencia será clave para el caso balear.

.

El impacto de las estancias turísticas en viviendas (ETH) en el precio de alquiler en Baleares es mínimo, según indica el último Informe sobre el impacto de las ETH en el precio del alquiler residencial elaborado por Habtur Baleares (la asociación de referencia en alquiler vacacional de las Islas Baleares).

La intención del Ayuntamiento de Palma de querer liquidar el alquiler turístico como medida para favorecer el acceso a la vivienda ha resultado un fracaso. En Palma del año 2016 al 2018, coincidiendo con la aprobación de la Ley Turística de julio de 2017 y la zonificación de Palma, el precio del alquiler residencial ha subido un 19%, mientras que las viviendas destinadas a uso turístico se han reducido en más de un 53%.

La patronal del alquiler vacacional de Baleares considera que el precio alto de los alquileres en las islas es multifactorial.

  1. Las ETH tienen un comportamiento estacional. Durante los meses de verano el número de las ETH en Baleares es de un 6.93% y en Palma de un 1:09% del parque total de viviendas. Durante el invierno esta proporción baja claramente. El impacto de las ETH sobre el parque total de viviendas es muy reducido.
  2. Gran parte de las ETH, el 65,08%, se encuentran en viviendas unifamiliares que coinciden principalmente con aquellos municipios que tienen la mayoría de viviendas secundarias.
  3. Las restricciones de las leyes que regulan el turismo vacacional han producido un descenso del número de ETH, pero no han tenido el afecto que esperaban en el precio del alquiler de larga duración.

La subida del precio del alquiler residencial viene determinada por factores macroeconómicos y socioeconómicos.

  1. Mejora de la economía y descenso del paro. Muchas personas que se vieron obligadas a volver a vivir con sus padres durante los años de crisis, vuelven ahora a demandar una vivienda. La mayoría busca un alquiler debido a los salarios bajos y la dificultad para acceder a una hipoteca.
  2. Restricciones en el crédito. Los bancos ponen ahora más impedimentos a la hora de conceder una hipoteca que antes de 2008. Esto hace que menos gente pueda acceder a la compra y se decante por el alquiler.
  3. El porcentaje de familias que se encuentran en régimen de alquiler ha aumentado 10 puntos porcentuales, pasando de 23,87% al 33,10% del año 2011 al 2017.
  4. Aumenta la población en Baleares. El saldo migratorio vuelve a ser positivo y la mayoría no optan por la compra.
  5. Presión de gente que compra vivienda. El 31,7 por ciento de las operaciones de compraventa de vivienda fueron de extranjeros que compran en Mallorca segundas residencias en las zonas, donde el alquiler turístico tiene más presencia.
  6. Compra de vivienda como inversión.
  7. Falta de vivienda nueva. Entre 2012 y 2017 se construyeron 7.235 viviendas. mientras que tan sólo en 2007 se habían construido 11.828. Hay mayor presión de demanda que de oferta.
  8. Desprotección del propietario. Hay propietarios que no quieren sacar sus viviendas al mercado del alquiler y prefieren mantenerlas cerradas.

Lee aquí el informe completo:

  1. Impacte ETH sobre lloguer Palma definitiu

El Consell de Mallorca ha modificado hoy los estatutos de la Fundación Mallorca Turismo y ha dejado fuera Habtur Baleares, como representante del sector del alquiler vacacional. Desde la patronal (y también algunos partidos políticos) se había trasladado al Consell de Mallorca en varias ocasiones la necesidad de que el sector del alquiler vacacional estuviera representado en la Fundación Mallorca Turismo. El Consejero insular de Economía y Hacienda, Cosme Bonet, se había comprometido con Habtur Baleares a solucionar el problema con la modificación de los estatutos que separarían las entidades privadas del Patronato para constituir el Consejo Consultivo. Se hace la modificación de los estatutos, se lleva al pleno hoy y, una vez más, se nos deja fuera. Como entidades y miembros designados por el PATRONATO estarán desde hoy representadas: la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, la Agrupación de Cadenas Hoteleras, Fomento del Turismo, Cámara de Comercio y la Agrupación Empresarial de Agencias de Viajes de Baleares ( AVIBA). ¿Por qué no se incluye el sector del alquiler vacacional que representa una cuarta parte de la oferta en Mallorca? Habtur Baleares considera el gesto una falta de respeto hacia una parte muy importante del sector vacacional y la deja sin voz en un organismo importantísimo a la hora de decidir por un modelo de turismo más sostenible y justo para todos. El Consell de Mallorca ha demostrado que NO BUSCA CONSENSO y vela únicamente por los intereses del sector hotelero.


			

La patronal del alquiler turístico agradece así que se clarifiquen los términos de una regulación muy complicada

Palma, 6 de noviembre de 2018

Tras la reunión mantenida hoy con la Consejera de Territories, Mercedes Garrido, Habtur Baleares se muestra satisfecho de la respuesta obtenida de cara al requisito de certificación energética tipo B que, de acuerdo con la redacción actual, y debido a la cadencia contemplada en la ley turística sólo deberán cumplir las viviendas unifamiliares a partir de día 1 de agosto de 2020.

Joan Miralles, presidente de Habtur ha manifestado que “es tranquilizador ver que a pesar de las interpretaciones erróneas de otros miembros del gobierno, finalmente se ha esclarecido el tema y las licencias que ya están en vigor no deberán someterse a este requisito de muy difícil cumplimiento “.

En este sentido, desde la patronal recuerdan que aun así, las nuevas licencias que s’atorquin a la entrada en vigor del PIAT tendrán muy difícil alcanzar la certificación tipo B, ya que “estamos hablando de viviendas casi 100% autosuficientes “.

Desde Habtur, también agrio en El Pi y al PP que hagan la pregunta en el próximo pleno del Consejo de Mallorca para que no haya dudas al respecto en ningún sentido.

Cabe recordar que actualmente la certificación energética requerida por la Ley del Turismo de las Islas Baleares es la F o D dependiendo del año de construcción de la vivienda. Según la Ley, las viviendas tenían 3 años para adaptarse a este requisito (de los que ya ha pasado un) pero exige la presentación de dicho certificado con la presentación del nuevo DRIAT.

La patronal lamenta que la institución insular no tenga la voluntad de regularizar las viviendas en plurifamiliares que hace años que esperan poder ejercer la actividad con garantías

30 de octubre de 2018

La patronal del alquiler turístico, Habtur Baleares, considera inaceptable que el el Consejo de Menorca no tenga la voluntad de poner soluciones a los problemas surgidos a raíz de una interpretación demasiado restrictiva de la ley turística.

“Es lamentable que a punto de comenzar noviembre en Menorca no haya ninguna plurifamiliar dado de alta teniendo en cuenta que la mayoría de los que podrían solicitar licencia a la Isla después de aprobar la zonificación, son plurifamiliares” apunta el presidente, Joan Miralles.

La confusión viene dada por la redacción del artículo 50.16 que dice: “Las empresas comercializadoras de estancias turísticas en viviendas residenciales deben suscribir una póliza de seguro que cubra la responsabilidad civil por los daños corporales o materiales que puedan sufrir las personas usuarias de las viviendas durante las estancias y, asimismo, en el caso de viviendas sometidas al régimen de propiedad horizontal, que cubra los daños que eventualmente puedan ocasionar los usuarios a la comunidad de propietarios ”

“No existe ningún seguro de responsabilidad civil que cubra los daños a la comunidad, dado que cada comunión tiene su propio seguro” apunta Miralles que continúa “este hecho demuestra la poca voluntad de regularizar el sector y está perjudicando mucho a muchas familias que han hecho todos los pasos para conseguir la licencia y ahora no pueden “.

“La falta de voluntad del Ejecutivo insular es tan extrema que tampoco dejan dar de alta las viviendas con medidores individuales lo que la ley permite. Es un despropósito absoluto que hace que el sector en Menorca esté condenado a desaparecer, a una isla que tiene una estacionalidad muy acusada “concluye Miralles

Tras la comparecencia de la consellera de Turismo ayer en comisión parlamentaria, desde la patronal recuerdan que “han hecho imposible para mucha gente la regularización”.

Palma, 5 de octubre de 2018

Tras la comparecencia de la Consejera de Turismo de ayer Habtur Baleares considera inaceptable que la consejera aplauda que sólo 122 nuevas viviendas se hayan dado de alta, teniendo en cuenta que la misma administración estimaba que existían 65.000 plazas (obligatoriamente) y · legales en el mercado antes de la entrada en vigor de la nueva ley.

Joan Miralles, Presidente de Habtur, recordó que “la campaña de regulación ha sido un fracaso por muchos motivos: requisitos complicados y difíciles de alcanzar, una zonificación que deja fuera del mapa lugares donde había una oferta importante y un precio elevadísimo de las plazas que desincentiva la gente “.

“Este fracaso abocará inevitablemente a lo que desde la asociación siempre hemos dicho, a la economía sumergida, los agravios entre aquellos propietarios que deben satisfacer sus obligaciones fiscales y aquellos que no. Esto no lo podemos permitir. La oportunidad de regulación perdida conlleva pérdidas de ingresos para la administración que servirían para paliar los efectos negativos del turismo “apuntó Mirlles.

Desde Habtur lamentan que se quiera vender como un éxito lo que resulta evidente que será el fracaso más grande de la legislatura: la regulación del alquiler turístico.

Con las cifras que da la Consejería de Turismo, “entendemos que si esta temporada ha sido complicada y difícil, la próxima temporada tocaremos las consecuencias de esta prohibición encubierta, no sólo a nivel global, sino que los bolsillos de los mallorquines se resentirán y de ello serán responsables Bel Busquets y Toni Sansó “concluyó Miralles.

Desde la asociación alegan que el trasfondo del documento hay una serie de hipostesis de partida que no están justificadas y que muestran un trasfondo contrario al alquiler turístico

Palma, 2 de octubre de 2018

Habtur Baleares presentó ayer las alegaciones al Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos, un documento que desde la asociación califican de “una medida más contra el sector”. “Esta legislatura debía servir para regular la actividad y cada paso que da la administración en este sentido, es un paso hacia la prohibición” apunta el Presidente de la entidad, Joan Miralles.

Entre las alegaciones presentadas, la más importante para la patronal es la que hace referencia el techo de plazas. la ley del turismo de las Islas Baleares, expone en su artículo 5 que serán los PIAT quienes deberán establecer el máximo de plazas turísticas para cada isla. En este sentido, el PIAT que se ha aprobado inicialmente establece un techo de 430.000 (115.000 ETH / 315.000 alojamientos turísticos) pero no establece ningún mecanismo de recuperación de las plazas que estaban previamente dadas de alta y que en el caso de las ETH están destinadas a desaparecer. “Las 90.000 plazas de unifamiliares que estaban dadas de alta con anterioridad a la entrada en vigor de la ley, no pueden retornar a la bolsa de plazas y Axio nos condena a largo plazo a desaparecer” apunta Miralles.

Además, desde la asociación consideran que sería mucho más positivo que se hicieran políticas propositivas para alcanzar la eficiencia energética, en vez de medidas prohibitivas y de dificil logro para los propietarios que quieren extercir la actividad del alquiler turísic.

Cabe recordar que muchas plazas que ya tenian licencia se veran obligadas a dejar la actividad a causa de los dudosos subterfugios legales del PIAT.

“Es muy injusto que se liquide una parte muy importante del alquiler turístico que estaba esperando la regulación con la excusa de evitar la masificación, teniendo en cuenta que el sector hotelero ni siquiera se les pide que los menores de 12 años computen como plaza “concluyó Miralles.