Admitido a trámite el recurso de Habtur contra la zonificación de Palma

La patronal del Alquiler Turístico de Baleares (HABTUR) ve esta decisión como un paso crucial para poder seguir defendiendo a los intereses de todos los ciudadanos.

Palma, 2 de marzo de 2019

La zonificación de Palma más cerca de desaparecer. Como ya pasó en el Consell de Mallorca, el Tribunal Superior de Justicia de las Islas ha admitido a trámite el recurso contencioso administrativo presentado por Habtur el pasado mes de noviembre contra la zonificación aprobada por el Ayuntamiento. Una medida injusta, salvaje y radical, considera Habtur, que ha hecho que más del 53 por ciento de la oferta de alquiler de vacaciones haya desaparecido en Palma.

Según la defensa de Habtur, la zonificación de Palma es absolutamente restrictiva, no sigue criterios objetivos y por tanto no tiene solidez jurídica. Hasta ahora ningún ayuntamiento del territorio español había prohibido nunca el alquiler vacacional en viviendas plurifamiliares como se ha hecho aquí. Habtur está de acuerdo  en que se debe poner un límite de plazas, pero este debe ir acompañado de una bolsa rotativa que permita que aquellas que es den de baja sean ocupadas por nuevos actores. Para frenar la masificación turística no es justo poner el foco solo en un sector. Hay que tener en cuenta que el alquiler vacacional representa solo el 7 por ciento de la presión demográfica a Islas Baleares el mes de agosto, el de mayor afluencia. El 60 por ciento de las pernoctaciones es producen en establecimientos hoteleros mientras que sólo un 17 por ciento lo hace en viviendas de alquiler turístico.

Desde Habtur siempre se ha defendido como medida para controlar la masificación que a los menores de 12 años computen como plaza en los hoteles, al igual que computan en el alquiler vacacional. Además desde que se aplicació de la normativa no se ha dado la bajada del precio de la vivienda esperada. Esto se debe a que se ha empleado el alquiler vacacional como cabeza de turco en lugar de abordar esta problemática desde un punto de vista multifactorial.

Tanto la zonificación aprobada por el Ayuntamiento de Palma como la del Consell de Mallorca han liquidado una fuente de ingresos muy importante para muchas familias. No podemos permitir que  los beneficios del turismo caigan solo en manos de unos pocos en detrimento de los intereses generales de la ciudadanía. Como ya se hizo en el caso de la zonificación de Mallorca, se ha encargado la elaboración de un informe sobre a los daños que va a suponer esta normativa. 

APTUR-BALEARES DESMONTA LOS INDICADORES EN LOS QUE SE BASA LA ZONIFICACIÓN Y CUESTIONA QUE ÉSTA SE AJUSTE A LA LEY DE TURISMO Y A LAS PREVISIONES DEL PIAT

La asociación presenta siete alegaciones a la zonificación planteada por el Consell de Mallorca

Palma. 2 de marzo de 2018. APTUR-Baleares ha presentado hoy sus alegaciones a la aprobación inicial de la zonificación presentada por el Consell de Mallorca. La asociación asegura que los indicadores utilizados para declarar una zona como saturada o madura no cumplen los criterios legales determinados en la Ley de Turismo.

Su presidente, Joan Miralles, ha recordado hoy en una rueda de prensa que según la Ley de Turismo, “se considera zona turística saturada o madura aquella en la que se sobrepase el límite de oferta turística máxima” y “se registre una demanda causante de problemas medioambientales o que, por la obsolescencia de la mayor parte de las infraestructuras del sector turístico, (…) haya desequilibrios estructurales (…)”.

APTUR-Baleares denuncia en sus alegaciones que los indicadores sobre los cuales se ha hecho la zonificación no se basan en estos criterios marcados por la Ley de Turismo. Según la asociación, en la zonificación planteada no se ha tenido en cuenta el estado de infraestructuras como las depuradoras, la abastecimiento de agua, la recogida y el tratamiento de residuos, las carreteras y el transporte público, y qué presión sobre estas infraestructuras puede tener el alquiler turístico, sino otras cuestiones. APTUR-Baleares desmonta los indicadores, uno por uno:

Indicador 1: Incidencia sobre las infraestructuras y recursos territoriales.

El indicador planteado por el Consell de Mallorca se calcula con elementos que no tienen nada que ver con las infraestructuras ni con problemas medioambientales, sino dividiendo datos de población + plazas en Establecimientos Turísticos Reglados + plazas en ETH/VT (registrados) entre hectáreas de cada núcleo.

Indicador 2: Incidencia sobre la caracterización local.
Este indicador se calcula dividiendo Plazas en Establecimientos Turísticos Reglados + Plazas en ETH/VT registrados)100 entre Población INE. En este indicador es evidente, según APTUR-Baleares, que ni a nivel puramente retórico se tienen en cuenta los criterios legales.

Indicador 3: Incidencia sobre la posibilidad de acceso a la vivienda de la población residente.
Este indicador se calcula dividiendo número de viviendas vacías entre número total de viviendas. Así, es un indicador que ni siquiera tiene en cuenta ningún aspecto turístico.

Indicador 4: Incidencia sobre el equilibrio territorial.
Este indicador se calcula dividiendo número de viviendas registradas por ETH o VT entre número total de viviendas. La relación entre estos dos totales de viviendas nada determina sobre obsolescencia, desequilibrio o sobreexplotación. Para la asociación de alquiler vacacional, el total desencaje del indicador con el criterio legal vuelve ser manifiesto.

 

Por otro lado, la asociación de referencia del alquiler vacacional, asegura que los datos con los que se ha elaborado la zonificación no están actualizados, sino que se han tenido en cuenta datos del año 2011. “Ante una información antigua y posiblemente desfasada se tendrían que haber hecho estudios de actualización o introducir elementos correctores en fin y efecto que no se produzcan resultados que tengan poco a ver con la realidad actual”.

APTUR-Baleares también ha alegado en contra de la metodología empleada para llevar a cabo la zonificación. En este sentido, la asociación cuestiona que para calcular el número de viviendas se utilice, directa o indirectamente, datos de plataformas de comercialización, como Airbnb. Se trataría de una metodología poco rigurosa porque una misma vivienda puede estar anunciada en diferentes plataformas o, incluso, más de una vez a la misma. Así mismo, APTUR-Baleares también cuestiona que se dé por hecho que el ratio medio del alquiler vacacional sea de 6,21 plazas por vivienda, puesto que esto presupone que las plazas siempre estarán ocupadas cuando, en realidad, una vivienda de 6 plazas puede estar ocupado, muchas veces, por sólo dos o tres personas.

En cuanto a las viviendas que sólo se puedan alquilar durante 60 días al año, APTUR-Baleares alega que esta modalidad incumple la Ley de Turismo, que establece que todas las administraciones tienen que impulsar la realización de actividades (…) que contribuyan el alargamiento de la temporada alta”. En este sentido, se considera que “una empresa turística contribuye la desestacionalización cuando acredita un periodo de apertura de más de ocho meses al año”. La modalidad de estancia turística de 60 días va por definición en contra de este artículo de la Ley de Turismo y prioriza la estacionalidad

Finalmente, APTUR-Baleares plantea en sus alegaciones que la zonificación es incoherente con el avance del Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT), puesto que la propuesta de este no es zonificar núcleo por núcleo, sin tener en cuenta el entorno ni una visión global de toda Mallorca. La asociación considera que “no tiene ni pies ni cabeza hacer una zonificación provisional que nada tiene que ver con la propuesta estratégica y principal del instrumento que hará la zonificación definitiva”.

 

APTUR-Baleares denuncia que se perderá una segunda temporada, debido a los retrasos

La asociación de alquiler vacacional ha denunciado que hay miles de familias que esperan la resolución de un proceso de regulación que está durando demasiado tiempo y que se corre el riesgo de perder una segunda temporada. Según Joan Miralles «los ciudadanos europeos están haciendo sus reservas ahora, y nos encontramos que las familias que hacen alquiler vacacional no pueden darles una respuesta. Por lo tanto, los turistas optan por otras modalidades allojativas, por otros destinos o, lo que es peor, acaban alojados en viviendas que funcionan dentro de la economía sumergida, y eso no nos interesa a nadie».

 

La falta de diligencia de la conselleria de Turismo hace que haya errores técnicos de la Ley de Turismo sin resolver

APTUR-Baleares también ha criticado la inación de la conselleria de Turismo y, en concreto, del director general de Turismo, Antoni Sansó, para dar una solución a los errores técnicos que tiene la Ley de Turismo. «Hace meses que esperamos un documento de trabajo que nos prometieron y que no llega», ha asegurado la gerente de la asociación, Maria Gibert.

APTUR-BALEARS RECLAMA UNA ZONIFICACIÓN JUSTA PARA MENORCA

APTUR-Balears reune a más de 150 personas en Es Mercadal para hablar de alquiler vacacional.

La asociación agradece la asistencia del director insular de Ordenación Territorial, Eduardo Soriano, y de los alcaldes de Es Castell y Es Mercadal, Lluís Camps y Francesc Ametller.

 

15 de febrero de 2018.-Unas 150 personas participaron ayer en la mesa redonda organizada por APTUR-Balears en la localidad menorquina de Es Mercadal, para hablar de la Ley de Turismo y de la futura zonificación del alquiler vacacional en Menorca. Los asistentes manifestaron su gran preocupación de cara a la zonificación, en un encuentro muy participativo que duró más de tres horas.

 

El presidente de APTUR-Balears, Joan Miralles, destacó la importancia de que la nueva normativa permita regularizar todas las plazas de alquiler vacacional que se comercializaban hasta ahora a través de la Ley de Arendamientos Urbanos. Según el presidente de la asociación, el alquiler vacacional, especialmente en Menorca, es una herramienta clave para la desestacionalización.

En la mesa redonda participó el director insular de Ordenación Territorial, Eduardo Soriano, que explicó las trés áreas que establecerá la zonificación, así como los indicadores que definirán lo que será considerado como zona turística, donde se podrá desarrollar alquiler vacacional, y núcleo tradicional, donde estará prohibido. Según ha explicado, también se prohibirá el alquiler vacacional en suelo rústico.

Francesc Roca-Cusachs, uno de los responsables de Airbnb en España, presente en la mesa redonda, explicó que su plataforma cuenta con 972 anfitriiones en Menorca que ganaron unos 13 mimllones de euros el año pasado. En 2017, Airbnb llevó a la isla a més de 60.000 viajeros, con una media de edad de 37 años. La nacionalidad de los viajeros fue, principalmente, francesa y británica.

APTUR-BALEARS EXPRESA SUS PREOCUPACIONES A LA CONSELLERA DE TERRITORIO E INFRAESTRUCTURAS

 

Palma. 13 de febrero de 2018.- El presidente de APTUR-Balears, Joan Miralles, y la gerente de la asociación, Maria Gibert, se han reunido hoy con la consellera de Territorio e Infraestructuras del Consell de Mallorca, Mercedes Garrido, para expresar sus preocupaciones respecto al despliege normativo que debe hacer el Consell sobre alquiler vacacional. APTUR-Balears ha trasladado a la consellera su reclamación de que la normativa haga posible la regularización de la oferta de alquiler vacacional existente hasta ahora.

En la reunión, a la que también ha asistido el director insular de Territorio y Paisaje, Miquel Vadell, y los miembros de la junta de APTUR-Balears Josep Arrom y Rafel Siquuier, se ha producido un provechoso intercambio de opiniones sobre la situación del alquiler vacacional en Mallorca y la zonificación. La consellera se ha comprometido a analizar la posibilidad de un incremento de plazas destinadas a alquiler vacacional a través del Plan de Intervención en Ámbitos Turísticos (PIAT), que APTUR-Balears valora muy positivamente.