News

  • Tenemos que redefinir el modelo turístico porque se adapte a la realidad del siglo XXI

 Habtur quiere proponer la instauración “de un nuevo modelo turístico más sostenible, respetuoso con el medio ambiente, que genere riqueza, desestacionalice, que no consuma territorio y que permita la convivencia entre ciudadanos y visitantes”. Por eso, según ha confirmado el presidente de Habtur, Joan Miralles, a partir de esta semana mantendrán reuniones con los principales representantes de los diferentes partidos políticos de las islas para que integren en su programa las propuestas de la Asociación de Viviendas Turísticas de Baleares.

En la busca de una redefinición de un modelo que se adapte a la realidad del siglo XXI, Habtur quiere hacer ver a los partidos políticos “el gran abanico de actividades económicas que van ligadas directa o indirectamente al alquiler turístico”. Miralles afirma que este tipo de turismo permite “diversificar nuestra oferta y desestacionalizar, puesto que las ETH no cierran durando todo el año”.

Miralles y su equipo apuestan por un turismo de calidad, no cuantificado según el precio del alojamiento, sino apostando por “dar valor añadido, seguridad, diversificación y proximidad”. Dejando a un lado el antiguo modelo tradicionalista del “sol y playa” y pensando en el futuro de aquí a 20 años.

La sostenibilidad del medio ambiente de las islas es uno de los ejes de estas 10 propuestas que Habtur quiere comunicar a los partidos políticos. Desde la asociación creen que las Islas Baleares serán una comunidad más competitiva “si preservamos al máximo nuestros paisajes”; y están seguros de que un modelo “bien regulado” de alquiler turístico conseguirá este objetivo.

Con un total 10 puntos, Habtur quiere conseguir que los políticos den soporte a unas propuestas que creen que mejorará la calidad turística de las islas y que mejorará la vida de los ciudadanos y ciudadanas de la comunidad. “Apostamos por la innovación y especialización, por un turismo de valor añadido, queremos equiparar las condiciones entre las diferentes partes del sector turístico, mantener la ecotasa, promover la eficiencia energética en las casas vacacionales, fomentar sinergias, suprimir la temporalidad de las licencias o incluso revisar las zonificaciones”.

  • Redactor de la ley y ahora Director General de Turismo, Antoni Sansó, es el responsable de hacer desaparecer buena parte del sector vacacional mientras los hoteleros han salido indemnes.

Palma de Mallorca, 4 de julio de 2018

Una vez más, el sector del alquiler turístico vuelve a ser “utilizado y engañado para participar en una farsa” donde la única idea principal era “liquidarnos y erradicarnos”, mientras se beneficia, de nuevo, a otras partes del sector turístico, “principalmente el hotelero”. Desde Habtur han querido poner de relevancia “la vergonzosa forma de actuar de MÉS” que sólo ha utilizado la plataforma de debate y acercamiento para “imponer su idea y poner en dificultades al sector de alquiler vacacional”. El precio de las plazas aprobado ayer es sólo “el último de los ataques contra nuestro sector que perpetra MÉS con el Sr. Sansó como brazo ejecutor”.

Desde Habtur siempre se ha querido hablar, encontrar consenso y trabajar en favor de minimizar los impactos negativos del turismo y maximizar los positivos, y con este espíritu empezamos las negociaciones de una ley que acabó siendo “un esperpento” y con este espíritu “hemos continuado hasta el último momento” comenta Joan Miralles, presidente de la asociación.

“Llegamos al final del camino y no podemos hacer más que mirar atrás y hacer un balance muy negativo de lo que nos ha aportado que el grupo MÉS se encontrara al frente de la Conselleria de Turismo esta legislatura” explica Miralles. Cuando todos pensábamos que serían los más sensibles con un sector que distribuye mejor los ingresos del turismo y que permite a muchas familias complementar sus rentas, “finalmente nos han querido liquidar encubiertamente”. Proponiendo y finalmente consiguiendo unos precios “desorbitados para las familias que se benefician de este tipo de turismo”. Han convencido al resto de los presentes y “han roto la posibilidad de establecer un nuevo modelo turístico igualitario y positivo para todos”.

La patronal del alquiler turístico ha recordado que muchas de sus reivindicaciones han sido “claramente ignoradas” por parte de los gobernantes de la administración pública balear. Propuestas que habían sido estudiadas y que sólo querían conseguir “una mejora de nuestra tierra y de nuestro sector principal, en beneficio de todos”.

  • Eliminar el periodo de 5 años que afecta a los plurifamiliares equiparándolo a los unifamiliares.
  • Que la prohibición en suelo rústico protegido sólo afectara a Áreas de Alto Nivel de Protección (AANP) y Áreas Naturales de Especial Interés (ANEI).
  • Que la limitación correspondiente a las comunidades de vecinos consista en una prohibición expresa del alquiler vacacional en sus estatutos y no en una permisión expresa.
  • Que se permita regularizar la oferta existente (aquella que se comercializaba vía Ley de Arrendamientos Urbanos).
  • Sacar la condición que en rústico común (en edificaciones posteriores a la entrada en vigor del Plan de Intervención de Ámbitos Turísticos) no se puedan dar nuevas altas.
  • Bajas definitivas. Que las plazas que se den de baja vuelvan a la bolsa, como mínimo en un 75%.
  • Que los 60 días no computen como plaza.
  • Que los menores de 12 años computen como plaza en alojamientos turísticos.

Joan Miralles ha expresado su decepción con el grupo político MÉS del que esperaba “otra actitud”. A partir de ahora y pensando en las próximas elecciones autonómicas, la patronal del alquiler turístico ya empieza a trabajar para intentar reconducir una situación “muy complicada para los alquileres vacacionales”. Nos jugamos la continuidad del sector, ahora ya no nos vale regular” afirma Miralles. Además, en los próximos meses empezará una ronda por todos los pueblos de Mallorca explicando “el desastre de la gestión de MÉS en este ámbito”.

– Habtur no puede continuar viendo como una parte de los turistas que viajan a las islas y que se alojan en viviendas de uso turístico, utilizan estas instalaciones para hacer fiestas y emborracharse.

Palma de Mallorca, 16 de junio de 2018

“Habtur se muestra contrario al turismo de borrachera”. Así de tajante se muestra Joan Miralles, presidente de la Asociación de Viviendas Turísticas de Baleares (HABTUR). Con el comienzo de la nueva temporada veraniega ya empiezan a aparecer noticias, en los medios, sobre la actitud incívica que algunos clientes, de alquileres de turísticos, están llevando a cabo. Un hecho que desde la asociación quieren “erradicar”.

A pesar de que todavía se trata de casos aislados desde Habtur no pueden continuar viendo como una parte de los turistas que viajan a las islas y que se alojan en viviendas de uso turístico, utilizan estas instalaciones para hacer fiestas y emborracharse. Una actitud que “repudian y con la cual no se quieren identificar”.

El comité de la asociación, una vez concluida la reunión semanal, ha declarado que los servicios jurídicos de Habtur “ya se han puesto en marcha para hacer una propuesta de normas legales que consigan evitar este tipo de turismo incívico”.

Joan Miralles, además, pide los asociados propietarios de alquileres turísticos con licencia “que sean responsables y que eviten aceptar la reserva si hay un mínimo de sospecha”. Una acción que es posible llevar a cabo, puesto que siguiendo la ley “los propietarios con licencia pueden desalojar a turistas problemáticos o molestos”. Para el representante de la asociación turística “se tienen que establecer también, unas normas que en caso de que el propietario no las cumpla, generando una molestia a nivel social, se le retire la licencia”.

Desde Habtur aseguran que para hacer un procedimiento adecuado se pondrán en contacto “lo más rápido posible” con la Conselleria, la policía local y la Delegación de Gobierno. Además de estudiar con empresas especializadas la posibilidad de poner en marcha unos medidores de decibelios.

  • La lucha de Habtur para conseguir un turismo de calidad por las Islas Baleares vuelve a toparse de nuevo con la visión restrictiva e inamovible de un Gobierno que prefiere prohibir a renovar e innovar en el sector turístico

    Palma, 1 de Junio de 2018

“El municipio de Sóller perderá 1.982 plazas de alquiler turístico” con la propuesta definitiva de zonificación presentada por el Consejo Insular de Mallorca y dónde está incorporada la petición restrictiva del Ayuntamiento solleric. Según los datos que maneja la Asociación de Referencia de Viviendas Turísticas de Baleares (Habtur) esta última propuesta provocaría que estas residencias, que antes de la entrada en vigor de la “ley Frankestein” se estaban comercializando, ahora no se puedan regularizar.

La lucha de Habtur para conseguir un turismo de calidad por las Islas Baleares vuelve a toparse de nuevo con la visión restrictiva @e inamovible de un Gobierno que prefiere prohibir a renovar @e innovar en el sector turístico. En este sentido, el presidente de la patronal, Joan Miralles, ha querido destacar que no se trata sólo de una pérdida de ingresos para los propietarios, sino que los comercios y restaurantes también sufrirán esta limitación “si se continua fomentando este tipo de políticas restrictivas y que sólo favorecen a un parto del sector del turismo”.

El estudio de Fevitur, elaborado por InAtlas, remarca que al municipio de Sóller existe un alto número de Viviendas de segunda residencia que no se utilizan, concretamente un 20.31% del parque total. Un porcentaje mucho más elevado que el de viviendas que se utilizan por uso de alquiler turístico. Esto, demuestra que se está llevando a cabo una decisión política sin tener en cuenta la realidad municipal y que esto el único que hará se perjudicar a muchas familias que actualmente viven de los ingresos del alquiler turístico.

  • La patronal del alquiler turístico considera que la restricción en ambos municipios no se sustenta en base a ninguna emergencia de vivienda ni a ninguna problemática real de infraestructuras

Palma, 25 de mayo de 2018

Habtur Baleares muestra su disconformidad con la decisión tomada por los equipos de gobierno de Llucmajor y Marratxí respecto a las Estancias Turísticas en Viviendas (ETH). De hecho, desde la patronal apuntan que la decisión es totalmente arbitraria y no se basa en ningún criterio técnico de relevancia.

La decisión del Ayuntamiento de Llucmajor de sólo permitir el alquiler turístico a Se Arenal en viviendas unifamiliares durante 60 días al año es un grave error dado que la zona es eminentemente turística. En este sentido, desde Habtur no se entiende cómo es posible que un Gobierno de centro-izquierda propicie el modelo hotelero por encima de una actividad socializadora de los beneficios del turismo, como lo son las estancias turísticas en viviendas. Hay que decir, además que la oferta de ETH en Llucmajor se redujo en un 3,76% entre 2016 y 2017.

En cuanto al consistorio de Marratxí, tampoco se entiende una restricción a 60 días en plurifamiliares dado que el municipio no tiene problemas sólidos de acceso a la vivienda. Queda claro, pues, que las decisiones tomadas responden a criterios políticos y no a criterios técnicos una vez más.

Hay que mencionar que el porcentaje de ETH sobre el parque de viviendas es muy pequeño, siendo de un 6,53% en el caso de Llucmajor y de un 1,77% en el caso de Marratxí.

Así mismo, Habtur recuerda que de este modo se sigue creando una situación de alarmismo innecesario que hará mucho mal en las Islas Baleares como destino. Además, del total de turistas que visitaron las islas el 2016, sólo un 12,77% lo hacéis en la modalidad de alquiler turístico según datos de Frontur, una muestra más del ataque frontal que recibe el sector por parte de las administraciones.

      Joan Miralles: “El Govern ha dedicado sus esfuerzos a hundir, progresivamente, la clase mediana balear”
     La regulación del Todo Incluido “llega tarde” por Habtur y Pimem

Palma, 17 de mayo de 2018

“El Govern ha dedicado sus esfuerzos a hundir, progresivamente, en la clase mediana de balear” afirma Joan Miralles, presidente de Habtur. Desde la asociación ven como “un nuevo tropiezo”, y por consecuente beneficio, en favor de la clase hotelera de la comunidad balear, la “prolongación del todo incluido una temporada más”. Ayer desde el Ejecutivo aseguraron que “pretenden regularizar este tipo de turismo”. Pero después de años de prometidas y con las elecciones muy cerca, desde Habtur ven con cierto escepticismo esta medida. Un escepticismo que comparten Afedeco y Acotur porque la temporada turística ya ha empezado y no se podría aplicar en la actualidad.

Desde Habtur se ha presenciado como todas las medidas adoptadas por las administraciones públicas de las islas, durante estos tres años de gobierno, “han ido dirigidas contra el alquiler turístico”. Promoviendo regulaciones que lo único que han provocado es que “prácticamente se prohíba el alquiler turístico en toda la zona metropolitana de Palma” y que consecuentemente “se ataque y se acabe con la clase mediana”.

Mientras se pretende liquidar la oferta turística que en “multitud de ocasiones beneficia más y mejor democratización del sector comercial”, el todo incluido continua “intocable”, asegura Joan Miralles. Desde los órganos del Govern se promueve y se tiene como objetivo un turismo de calidad, pero después, según Miralles “se legisla de manera contraria y se permite que siga existiendo este tipo de turismo”.

Desde Pimem también se han mostrado favorables a una regulación del todo incluido, pero según palabras de Jordi Mora, presidente de Pimem, “es una medida que llega muy tarde y parece más una forma de captar votos para las próximas elecciones”. Según el máximo representante de la pequeña y media empresa de Mallorca el turista del todo incluido “no genera el mismo beneficio para los comerciantes de la isla y como consecuencia la economía de la clase trabajadora de la isla se resiente”.

Los dos representantes de Habtur y Pimem no entienden como durante este Govern “se ha atacado” tanto a los propietarios de viviendas de alquiler turístico y en cambio se ha sido “más permisivo con otros sectores turísticos”. Tanto Miralles cómo Mora celebran la intención del Govern de regular el todo incluido, pero también coinciden que se tenía que haber producido “hace mucho tiempo”.

     La patronal de alquiler turístico de las Islas Baleares, Habtur Baleares, pide replantear la zonificación para hacerla más equitativa entre la población

Palma, 14 mayo 2018

La propuesta presentada por el Consejo Insular “crea discriminación entre los ciudadanos según donde tengan su propiedad”. Hoy, Habtur Balear ha presentado el documento de alegaciones a la zonificación de Menorca haciendo patente que se “contraria a la decisión del organismo insular”.

Joan Miralles, presidente de la patronal, ha querido destacar que si bien nos parece “una pasa adelante” el hecho de abrir la posibilidad de ejercer la actividad en los núcleos eminentemente turísticos de la isla, esta propuesta “cierra la puerta a los núcleos tradicionales”, cosa que nos parece “un agravio comparativo” teniendo en cuenta que la actividad del alquiler turístico “desestacionalitza y permite repartir los ingresos del turismo entre la clase media”.

Así mismo, desde la patronal recuerdan que los turistas alojados en viviendas favorecen la oferta complementaría, tanto el comercio como la restauración. “Son unos turistas que quieren vivir la experiencia de integrarse en la sociedad, vivir el día en día de barrios, pueblos y ciudades y, en Menorca se los negará la posibilidad”.

Por lo tanto, el documento de alegaciones a la zonificación registrado hoy, entre otros, argumenta que la propuesta no contempla ningún indicador de generación de riqueza, no respeta la libertad de establecimiento, así como tampoco justifica las Razones de imperioso interés general y no responde a ningún criterio desestacionalitzador.

Por todo esto, Habtur Baleares con coordinación con Aptume, las dos organizaciones ya han empezado a hacer trabajo plegados de cara en el futuro, han pedido que se replantee toda la zonificación indicada.